Posts etiquetados ‘temas mitológicos’

EL ARTE NEOCLÁSICO Y FRANCISCO DE GOYA

Publicado: 4 mayo, 2012 en Arte, BACHILLERATO
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

EL ARTE NEOCLÁSICO Y FRANCISCO DE GOYA

Introducción

En el siglo XVIII y sobre todo en Francia, el arte aristocrático fue asociado con el Rococó, por eso, a medida que transcurre el siglo, y cuando la clase media se dispone a arrebatar el poder a la nobleza y al rey, no duda tampoco en acabar con un arte que simbolizaba el poder y el lujo de las clases privilegiadas.

Por eso, ya desde mediados de siglo, Diderot atacaba este estilo y recomendaba la serenidad del arte antiguo.  Pero además de la coyuntura social, otras circunstancias van a permitir este redescubrimiento de la Antigüedad Clásica por segunda vez:

  • En 1719 se descubría Herculano y en 1748 la ciudad perdida de Pompeya, sepultada por las cenizas del Vesubio.  Estos descubrimientos van asociados a una fie­bre investigadora y arqueológica que produce una abundante bibliografía.
  • Por otra parte las Academias creadas a lo largo de este siglo subrayan el valor normativo de lo clásico y realizan campañas antibarrocas y en contra del Rococó en pos del “buen gusto”.
  • Además el Rococó se había agotado. Era un estilo que apenas había tenido transcendencia en los exteriores de los edificios, cuyos trazados se repetían una y otra vez.  Se produjo una crisis estética que llevaba a dos soluciones: o crear un nuevo estilo o volver a lo seguro, al pasado, a la Antigüedad Clásica y acabar así con toda una fase de embriaguez decorativa.

(más…)

Anuncios

EL RENACIMIENTO: CUATROCCENTO ITALIANO Y ARTE FLAMENCO

Publicado: 28 octubre, 2011 en Arte
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

EL RENACIMIENTO

1. Introducción

1.1 Polémica

A) ¿Qué es Renacimiento? El vocablo conlleva un apriorístico juicio de valor que indica algo positivo.  En general refleja situación de esplendor cultural en el arte, la literatura y el pensamiento.  Pero no es un Movimiento orgánico ni homogéneo y el motor del cambio es diferente para el arte y para las letras.

Para Mousnier es una expansión de la vida en todas sus formas, impulso vital del espíritu.  Sus autores forjaron un mito histórico: la antigüedad y fueron conscientes de la nueva etapa.

B) ¿Hay ruptura entre Edad Media y Renacimiento? Burkchardt (1.860) estima que no hay relación ninguna entre las dos (más…)